Telefónica y la espiral de la subcontratación. Entrevista a Cristina Pons.

El año 2018 nos sirvió para constatar cómo detrás de los servicios más cotidianos ofrecidos por empresas que se presentan como abanderadas de un mundo avanzado y digital, existe una realidad de condiciones abusivas y trabajo precario (véase “En las entrañas precarias de la economía digital“). Las estrategias empleadas por esas empresas van desde la imposición de relaciones laborales como “falsos autónomos” a la reducción de costes mediante la externalización de servicios. De esta forma se logra además la fragmentación de los trabajadores, que se encuentran con distintos empleadores y condiciones laborales. La multinacional española Telefónica es una de esas grandes empresas que ofrece servicios que nos resultan imprescindibles y sin embargo conocemos poco qué hay detrás de la fachada.

Cristina Pons, trabajadora de Telefónica y sindicalista de una gran trayectoria, nos narra de primera mano las dificultades a las que se enfrentan los trabajadores de la multinacional y sus contratas, quienes desde hace años sufren una política empresarial enfocada al progresivo desmantelamiento de la plantilla.

Tal y como nos cuenta Cristina, para Telefónica los trabajadores representan un gran coste económico y social, ya que se trata de una clase obrera que, como resultado de las constantes luchas, cuenta con buena regulación laboral, y es por este motivo que, la multinacional cuenta con un plan estratégico para la disminución progresiva del número de trabajadores, a quienes, por ejemplo, podrían estar ofreciéndoles ciertas condiciones económicas favorables a cambio de su despido.

Además, Telefónica apuesta cada vez más por la externalización de sus servicios, lo que ha generado una espiral de subcontratación que acarrea una mayor precariedad para la gran masa de trabajadores de las empresas dedicadas a dichas actividades.

La gran empresa, lejos de cumplir con su responsabilidad social y moral, mantiene una actitud distante, lo que unido a la pasividad de los grandes sindicatos, ha motivado que numerosos trabajadores de Telefónica y sus subcontratas colaboren de manera activa y constante en el largo camino que supone para ellos proteger sus derechos laborales.

Al preguntarle a Cristina por los obstáculos a los que ha tenido que hacer frente dicha colaboración entre empleados de compañías tan dispares, la sindicalista de EnConstrucció afirma: “Ha sido difícil ya que la existencia de diferentes condiciones laborales en ocasiones no permite visualizar los objetivos comunes. Por ello, es importante verse como compañeros para luchar por esos objetivos y poder alcanzar así ventajas para todos.”

“En ocasiones, los trabajadores no se plantean la posibilidad de organizarse para luchar contra la precariedad, ya que esto podría poner en peligro su trabajo. A pesar de ello, nosotros brindamos ayuda y trabajamos de manera constante para conseguir avances comunes.”

Cristina nos cuenta que lo que realmente ansían es lograr la creación de un convenio del sector que permita tener un marco común en el que todos los trabajadores tengan los mismos derechos, hasta entonces, ella y sus compañeros seguirán batallando. Para ello cuentan, según sus palabras, con “la paciencia y perseverancia necesarias para lograr continuar con el camino”.

Be the first to comment on "Telefónica y la espiral de la subcontratación. Entrevista a Cristina Pons."

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*